martes, 8 de diciembre de 2015

El Poder del Insight en el Coaching de Liderazgo

Un insight es un momento sublime de consciencia, convergencia y transformación en el que la persona encuentra luz con respecto a un asunto, se da cuenta de algo que no se había dado cuenta antes, cambia de perspectiva con respecto a algún asunto, y/o encuentra alguna solución creativa en medio de un desierto de ideas. Mediante un insight una persona "capta", "internaliza" o comprende, una "verdad" que le es revelada. Puede que ocurra inesperadamente, luego de un trabajo profundo o como el subproducto de una progresión de estados y/o técnicas.

El insight es un magnifico momento que es permitido por la mente humana y que la tecnología aun no puede sustituir. El autor J. Martínez comenta que, “Podemos poner a los ordenadores a buscar, almacenar, memorizar y entregarnos información mientras las personas podemos dedicar nuestro tiempo, esfuerzo y cerebro a pensar, a soñar y a imaginar. Hay que dejar que los ordenadores hagan el trabajo sucio.” Su postulado reta a usar al máximo el potencial del cerebro humano en funciones sinápticas solo atribuidas a él. Todo líder-coach ha de conocer las dinámicas involucradas en que ocurran los insights, a fin de  promoverlos y dirigirlos hacia el avance de su gente y en particular en el contextodel desarrollo organizacional. Los asuntos, tanto personales como organizacionales, de aprendizaje, de creatividad y de efectividad, todos, se nutren en buena parte de la capacidad de “darse cuenta” o de tener poderosos “insights”.

Lo que buscan los líderes es provocar transformación en la conducta de los colaboradores, para eso, los líderes catalizan insights en sus colaboradores al “sacudir” y/o “alterar” sus estados de consciencia, usualmente en conexión con la práctica del coaching referida a formular preguntas poderosas. Aunque un insight puede ser intelectual, lo idóneo es que implique una profunda participación emocional; e incluso que comprometa y proyecte las estructuras profundas de su ser hacia el cambio.


En el contexto del liderazgo es sumamente valioso reconocer que el compromiso, la responsabilidad y la determinación para actuar surgen de la toma de conciencia propia, del alumbramiento, del momento “aha”. Nada mejor para un líder que algún colaborador se “dé cuenta” por sí mismo de algún asunto, sin que se lo tenga que referir su líder. Cuantas veces los líderes intentan transferir o forjar ideas en sus seguidores pero las mismas nunca llegan a ser “de ellos”. En este sentido, uno de los beneficios de permitir y lograr que los colaboradores decidan por ellos mismos, luego de darse cuenta de algo, es que asumen la responsabilidad de sus acciones y están en una mejor posición para asumir cualquier consecuencia que se derive de las mismas. En la medida que un líder da consejos, es decir, da recetas o fórmulas a sus colaboradores sobre cómo se hacen las cosas, en esa misma medida está limitando sus capacidades para pensar, para activar la creatividad, para buscar soluciones; en pocas palabras, para tener insights significativos. En el contexto del coaching de liderazgo se refiere a dejar que el coachee (persona que recibe coaching) configure su propia bitácora de gestión y avance hacia un liderazgo consciente, responsable y efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada