lunes, 29 de septiembre de 2008

Caso: Una gerente que regaló un guante de Béisbol.

La ley de la siembra y la cosecha (Perspectiva a largo plazo)

Caso: Una gerente que regaló un guante de Béisbol. Pequeños detalles que hacen la diferencia en el largo plazo. (Canfield y otros, 1996)

Una historia original de Rick Philips citada en el famoso libro Sopa de pollo para el alma en el trabajo relata que en una oportunidad le preguntaron a una gerente de la Corporación CIRCLE K sobre “¿Que le había hecho que se quedara por tanto tiempo en la empresa hasta llegar a convertirse en gerente?”, ella respondió con su voz casi quebrada, que hacia algún tiempo atrás había recibido “un guante de béisbol de 19 dólares”, y que eso básicamente era lo que la había hecho permanecer allí.
Esa mujer, llamada Cynthia, le digo a un grupo que ella originalmente había tomado un trabajo de cajera en esa empresa mientras que buscaba algún trabajo mejor. En su segundo o tercer día detrás del mostrador ella recibió una llamada telefónica de su hijo de nueve años Jessy. El necesitaba un guante de béisbol para las pequeñas ligas en las que jugaba. Ella le explicó que para una madre soltera el dinero no alcanzaba y que su primer cheque iba a ser para pagar facturas pendientes. Y que quizás ella pudiese comprarle el guante de béisbol con su segundo o con su tercer cheque.
Cuando Cynthia llego de trabajar a la mañana siguiente, Patricia, la gerente de la tienda, le dijo que por favor viniese a su oficina en la parte de atrás de la tienda. Cynthia se preguntaba a si misma si quizás ella había hecho algo mal o había dejado alguna parte de su trabajo incompleto del día anterior. Ella estaba un poco inquieta y confusa.
Patricia le entrego una caja. Le dijo, “yo escuche tu conversación con tu hijo ayer, y yo se que es muy difícil explicarle algunas cosas a los niños. Esto es un guante de béisbol para Jessy; por que puede que no entienda lo importante que el es, aunque tu tengas que pagar tus facturas de servicio antes de que le compres el guante. Tu sabes que quizás aquí no podamos pagarle tan bien como nos gustaría a gente como tu; pero si nos preocupamos por la gente, y quiero que sepas que tu eres importante para nosotros”.
El haberla considerado, la empatía y el amor mostrado por esta gerente de tienda demuestra de una manera vivida que la gente recuerda más cuanto un empleador le manifiesta aprecio que cuanto le pagan. Una importante lección considerando el precio de un guante de béisbol.

Canfield, J. et al (1996) Chicken soup for the soul at work: stories of courage, compassion, and creativity in the workplace. Deerfield Beach, FL. Health Communications, Inc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada