lunes, 23 de julio de 2012

3 Dimensiones Clave de la Resiliencia


La resiliencia es hoy en día un componente esencial en la gestión de todo líder, ya que esta capacidad (resiliencia) le permite generar un sistema que hace que la organización pueda soportar los embates de la realidad sin dejar de avanzar y cumplir con su misión. Según Matviuk, los autores Cynthia Lengnick-Hall y Beck Tammy afirman que hay tres componentes que contribuyen a la resiliencia en las organizaciones: la resiliencia cognitiva, la resiliencia conductual y la resiliencia contextual.

1.    La resiliencia cognitiva tiene que ver con la forma en la que la organización comprende su entorno y los cambios trascendentales implícitos. Esta implica también la capacidad de la organización para responder a esos cambios de forma competitiva. Esta dimensión corporativa implica que los miembros de la organización permiten que la organización esté a punto y encuadren su identidad (desde los valores) de tal manera que saben lo que tienen que hacer cuando la organización se enfrenta a una crisis.
2.     La resiliencia conductual se refiere a los hábitos y comportamientos que hacen que una organización esté dispuesta a actuar cuando vienen tiempos de incertidumbre. Cuando la organización tiene este tipo de resiliencia, la gente se comporta de tal manera que utiliza los canales de comunicación adecuados, interactúa inteligentemente con los demás y sabe dónde buscar para obtener información importante a la hora en situaciones inesperadas.
3.  La resiliencia contextual es un componente que refiere a las conexiones sociales internas de la organización. Las organizaciones resilientes tienen personal que ha desarrollado redes interpersonales que se aprovechan cuando la colaboración es necesaria para enfrentar y resolver una crisis. Constituye el sistema de interconexión relacional construido previo a la crisis y que es fácilmente activable en un momento determinado para garantizar una respuesta, una solución, una alternativa de supervivencia corporativa.

Estos tres componentes de la resiliencia florecen  sólo en organizacionales  que se caracterizan por la flexibilidad y se basan en: la forma de pensar compartida por todos los miembros de la organización, la capacidad de compartir claramente la visión de la organización, el establecer y mantener sólidas relaciones interpersonales que faciliten la coordinación y la cooperación, y donde todo el mundo sabe cómo reaccionar y obtener información cuando la organización se enfrenta a una crisis o situación inesperada.

Adaptado de:
Matviuk, S. (2008). Building Corporate Resilience: The Role of Leadership. Global CEO Magazine, Nov. 2008. Tomado de Internet el 15/12/2008 de http://www.iupindia.in/1108/GC_Building_Corporate_9.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada