viernes, 13 de diciembre de 2013

Evite 2 errores comunes al planificar

Resumen tomado de una entrevista que me hicieron para la edición aniversario de la Revista Dinero (Numero 285 – Oct. 2013).



Los errores más comunes que muchos líderes organizacionales cometen al planificar son el auto-inducirse la miopía estratégica y la falta de planificación del seguimiento (ejecución). El primer asunto de la miopía estratégica se deriva de que el entorno organizacional actual pretende que los líderes sean “Tramitólogos”, significando esto tener que enfocarse en lo urgente ante la cantidad de requerimientos y/o situaciones que surgen día a día. En ese ejercicio, los músculos para “ver” a largo plazo se desmejoran o se van atrofiando progresivamente (miopía estratégica). Como consecuencia, el líder sin darse cuenta puede terminar planificando cada vez a más corto plazo, enfocándose solo en el aquí y en el ahora, y dejando progresivamente de usar su imaginación, capacidad visionaria y buscadora de oportunidades esperanzadoras a largo plazo. El otro asunto es la falta de planificación del seguimiento. Muchos planes inician bien pero mueren por falta de seguimiento. La idea es prestar más atención al momento de planificar en establecer mecanismos de seguimiento, acompañamiento, acompasamiento y ánimo a lo largo del camino en la prosecución de lo planificado. En pocas palabras, planificamos mucho, pero no planificamos el seguimiento con la misma rigurosidad. Nuestros estudios en Global Leadership Consulting arrojan que la capacidad de “ejecución”, o de hacer que las cosas sucedan, es uno de los factores clave para el liderazgo de alto impacto. En vista de estos dos asuntos, vea hacia adelante con esperanza y haga seguimiento a lo planteado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada